Un éxito de todos

Foto de la celebración del título. Cedida por José Manuel Martín Amigó

02.Marzo.2015

Deporte

La obtención de la quinta Copa de S.M. el Rey consecutiva del CD ILUNION sobre el AMIAB Albacete no ha sido un triunfo más, sino que ha habido algo diferente. No sólo ha sido la primera parada del CD ILUNION en la lucha por los títulos de esta temporada. La celebración de esta Copa de S.M el Rey ha sido un gran éxito compartido, donde el mayor beneficiado ha sido el propio baloncesto en silla de ruedas.
 
En esta edición, se ha logrado en Valladolid un torneo atractivo y de calidad, como pocas veces antes se haya podido disfrutar. Se ha contado con una buena organización, interesantes y emocionantes enfrentamientos y la difusión de todo el torneo a través de Internet, mediante una buena retransmisión en tiempo real. Estas circunstancias han sido claves para que un importante evento de un deporte adaptado adquiera las dimensiones propias de un gran espectáculo deportivo. Y como guinda del pastel, una bonita final de cara al público.
 
También van dando sus frutos la suma de esfuerzos que realizan clubes y entidades, junto a la dedicación y sacrificio de los jugadores en su afán de ser cada vez más competitivos. Hacen del baloncesto en silla de ruedas un deporte cada vez más exigente, y que requiere de una altísima capacidad en sus máximas categorías.
 
Un claro ejemplo de este proceso evolutivo de este deporte, fue el partido de la final. Los numerosos jugadores internacionales y muchísimo talento en pista, ofrecieron un magnífico espectáculo. Partidos como este, es de los que hacen afición y hacen que todos disfrutemos. De los que hacen del baloncesto en silla de ruedas un deporte cada vez más atractivo para público y participantes, con un mayor reconocimiento social y más posibilidades de presencia en los medios. Aunque queda mucho recorrido por delante.
 
Al finalizar, tuve la ocasión de intercambiar impresiones con personas que vivieron su primer partido de este deporte, y de nuevo me agradó comprobar cómo la admiración por el talento y rendimiento de los jugadores prevalece, y se olvidan del adjetivo de deporte adaptado. Esto es, sin lugar a dudas, un gran logro obtenido a través de nuestro deporte y deportistas. Consiguen que se pase completamente inadvertida la idea de discapacidad en el contexto deportivo, normalizando su realidad a través de los valores universales del deporte y que todos reconocemos por igual.
 
Jose M. Artacho (Entrenador CD ILUNION)
 
*foto cedida por José Manuel Martín Amigó
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar