¿Ocupan las personas el lugar que se merecen en el diseño de productos y servicios tecnológicos?

Foto de una linea braille

16.Junio.2015

TIC

Las tecnologías de la información y las comunicaciones, TIC, generalmente se diseñan para fomentar la comunicación entre personas, como así ocurre, por ejemplo, con las plataformas de redes sociales. No obstante, también se emplean para conectar máquinas o componentes tecnológicos, dotando a los espacios de inteligencia. De este modo, se controla el flujo del tráfico en las ciudades, las fugas de gas y agua en los hogares, etc.
 
Con independencia de que hablemos del Internet de las personas o de las cosas, los servicios tecnológicos siempre deben tener un fin común: el bienestar de las personas.
 
En el diseño de productos y servicios tecnológico participan directamente ingenieros informáticos y de telecomunicaciones, diseñadores gráficos y otros profesionales de las TIC. Es decir, personas. No obstante, aunque la tecnología sea desarrollada por personas, el resultado final no siempre satisface las necesidades reales de los usuarios.
 
Por ejemplo, cuando se diseña un teléfono móvil para una persona ciega, se piensa que la pantalla no es importante, ya que no la ve: sólo hace falta que el terminal disponga de síntesis de voz y que los botones se distingan bien mediante el tacto.  De hecho, en el mercado nos encontramos en su día un teléfono móvil con estas características, pero las personas ciegas no lo querían comprar. ¿Por qué no resulta de interés si el terminal es accesible? Porque a las personas ciegas, aunque no veamos el contenido de la pantalla, nos gusta enseñar a los demás las fotos de nuestros familiares, de un lugar bonito en el que nos han fotografiado, etc.
 
Desde hace 11 años trabajo en el entorno de la tecnología, con profesionales con conocimiento sobre accesibilidad y en los que se integran un volumen importante de personas con discapacidad. No obstante, cuando se diseñan nuevos productos y servicios tecnológicos, esto no es suficiente para asegurar que el resultado final cubra las expectativas de las personas que los van a utilizar.
 
En ILUNION, conscientes de la necesidad de integrar a las personas en los procesos de diseño de productos y servicios, creamos en 2006 un departamento de Estudios e Investigación Social, formado por profesionales que hacen de interfaz entre los expertos en tecnología y los usuarios que a futuro van a acceder a sus productos y servicios.
 
Este equipo de profesionales de la investigación social lo constituyen sociólogos y psicólogos sociales que, en su día a día, aplican diferentes técnicas para conocer en todo momento qué necesitamos las personas y cuáles son nuestras preferencias en el uso de la tecnología. Para ello, realizan entrevistas, grupos de discusión, encuestas e incluso organizan talleres de codiseño en los que participan los tecnólogos y diversidad de personas para diseñar conjuntamente las tecnologías del futuro.
 
Lourdes González Perea
Directora de Accesibilidad tecnológica, Estudios e I+D+i en ILUNION
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar