Nada para las personas con discapacidad sin nosotras y nosotros

Imagen del Día Internacional y Europeo de las Personas con Discapacidad

02.Diciembre.2016

Movimiento asociativo

Celebramos en estas fechas el Día Internacional y Europeo de las Personas con Discapacidad, 3 de diciembre.  He tenido el privilegio de asomarme a los medios de comunicación muchas veces con motivo de esta efemérides, de nuestro día. Igualmente, hoy puedo redactar estas líneas para mostrar lo que hace el CERMI en este Día de la Discapacidad.
 
2016 ha sido un año importante en aniversarios, que han marcado nuestra labor. Celebramos que la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad cumple 10 años desde su nacimiento, un hito importante en la lucha por el empoderamiento de las mujeres y los hombres, de las niñas y los niños con discapacidad, en la defensa del reconocimiento de nuestros derechos. Una herramienta valiosa, que todavía tiene mucho potencial y que lamentablemente no se utiliza en toda su amplitud. 
 
El CERMI elabora todos los años un Manifiesto para recordar nuestro día, el Día de la Discapacidad. Este año había otro aniversario que celebrar, ya que en pocos días se cumplirán los diez años de la publicación en el BOE de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia. 
 
Es obligado analizar el paso de esta primera década, la aplicación de la norma, las perspectivas de futuro, y así lo hacemos, planteando una vez más un gran Pacto de Estado, respaldado por una amplia base social, que garantice la equidad territorial y que de verdad promocione la autonomía personal a la que legítimamente aspira cualquier persona por el hecho de serlo.
 
Me preguntaban en una radio qué pedíamos para el futuro en un día como hoy. Creo que la discapacidad organizada, merced a ese gran valor que implica la unidad, ha logrado grandes avances en el reconocimiento de derechos, en notoriedad, en influencia. Pero también creo que el camino es largo, difícil, y queda mucho por hacer. 
 
Le pido al futuro una mayor toma de conciencia social de las personas individuales hacia la realidad de la discapacidad, que sigue exageradamente alejada de la vida cotidiana de la gente de a pie. Le pido al futuro una mayor visibilidad para quienes siguen en la invisibilidad permanente, alejados y alejadas de la participación en las decisiones que les atañen directamente. Le pido al futuro que sea un hecho cierto nuestro lema, Nada para las personas con discapacidad sin nosotras y nosotros. 
 
Pilar Villarino
Directora Ejecutiva del CERMI
 
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar