“Lengua de signos: un derecho humano y fundamental”

Imagen del cartel de CNSE del dia de las personas sordas

29.Septiembre.2017

Movimiento asociativo

El 30 de septiembre se celebra en España el Día Internacional de las Personas Sordas. Una celebración ideada por la Federación Mundial de Personas Sordas (WFD), entidad de la que CNSE (Confederación Estatal de Personas Sordas) es miembro fundador, y que se celebró por primera vez en Roma en 1958. Una fecha que representa una oportunidad para visibilizar la realidad de las personas sordas y las innumerables barreras que dificultan nuestras vidas, pero también para mostrar al mundo nuestros logros, cómo somos, y de qué somos capaces.
 
Las personas sordas somos diversas. Diversas en formas de comunicarnos, en edades, en procedencia, en intereses y aspiraciones. Pero todas y cada una de nosotras somos tan capaces como cualquiera. Capaces de trabajar, de amar, de cuidar, de educar, de educarnos, de aportar a la sociedad y de crear prosperidad. Capaces de vivir, tal y como somos.
 
La sordera no nos limita. Ni nos asusta. Son los prejuicios, los estereotipos que aún existen sobre nuestro colectivo los que nos restan oportunidades. Vivimos en un mundo donde sufrimos fuertes discriminaciones por ser sordas: en la educación, en el empleo, en el uso de la lengua de signos, en el acceso a los servicios socio-sanitarios, a la justicia, en los medios de comunicación, en el disfrute de la cultura, en el acceso a las ayudas técnicas, y tantos otros. A pesar de los avances, las personas sordas todavía no somos iguales en derechos. 
 
Han pasado 10 años desde la promulgación de la Ley 27/2007 que reconocía por primera vez la lengua de signos en España tras varias décadas de intensa reivindicación. Una ley que prometía garantizar nuestra participación plena en igualdad de condiciones que el resto de ciudadanas y ciudadanos. Una ley muy esperada que aún no se ha desplegado en su totalidad. 
 
La CNSE y su red asociativa exigimos que esta norma se cumpla. Que sea implementada por el Estado, y se despliegue en todas las Comunidades Autónomas por igual. Demandamos que el futuro Reglamento que desarrolle esta Ley sea práctico y útil, avanzando en la mejora real de las condiciones de accesibilidad a la información y la comunicación de las personas sordas y sordociegas, protegiendo y promocionando la lengua de signos en tanto que idioma y lengua de cultura, y contemplando una dotación económica que garantice llevar a cabo todas las medidas que se establezcan.
 
Basta de incomprensión, de falta de voluntad, y de desidia. Basta de dejarnos para después. Nos importa el ahora. Un ahora de justicia, oportunidades e igualdad. SOMOS PERSONAS SORDAS. Conócenos. Escúchanos.
 
Manifiesto de la CNSE en el Día Internacional de las Personas Sordas 2017
 
Concha Díaz Robledo
Presidenta de la CNSE
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar