La tranquilidad de saber que estás en CASA

Foto de la familia con un cartel que pone 'Después de 25 días nos vamos a CASA'

comunicacion

01 Octubre, 2022

Historias personales

0 comentarios

346 visualizaciones

Durante el embarazo diagnosticaron a mi bebé una cardiopatía, por ello me recomendaron dar a luz en Madrid, por lo que debía trasladarme a la ciudad semanas antes para esperar a que naciera de manera natural y según naciese, le atendieran las mejores manos.

Asumir el problema, buscar alojamiento, trasladarnos, ver cómo lo hacíamos en el trabajo, pagar todos los gastos que ello supone …. No sabíamos cómo gestionar nada.

Que nos concedieran el alojamiento en la Fundación Ronald McDonald era quitarnos la preocupación de tener que estar mirando fechas de entrada y salidas en hoteles (asumir el coste, que es elevadísimo), pensar qué hacíamos con el coche, dónde y qué comeríamos…En fin, supuso la tranquilidad de saber que estábamos en casa!

Durante mi estancia hasta dar a luz utilizamos todos los servicios. Nos alojábamos en una casa, así que estábamos en zapatillas haciendo la cena, tele trabajábamos, nos tomábamos el vaso de leche antes de dormir … pequeños detalles que en situación normal igual no valoras.

Después, tras varios días en el hospital, llegar allí, a tu habitación, a tu cuarto de baño, comer tu comida … era llegar a tu casa! Una maravilla.

Los mejores médicos están donde están, y todos queremos que nos atiendan los mejores, así que solo espero que entre todos podamos hacer a las familias que las cosas sean más fáciles para que ellos nos atiendan cuando lo necesitemos.

Muchísimas gracias por vuestra ayuda.

Gloria Pérez Gaona,

madre usuaria

de la Casa Ronald McDonald de Madrid

 

Compartir

Entradas relacionadas