Confiamos en las personas

Foto de un beneficiario de HOGAR Sí

comunicacion

17 Diciembre, 2021

Captación de recursos

0 comentarios

1.240 visualizaciones

HOGAR SÍ somos una entidad que existe para que ninguna persona viva en la calle y tenemos la innovación como uno de nuestros principales valores.

 Nuestro enfoque del ‘sinhogarismo’ es que es una violación de los derechos de las personas, no solo a tener una vivienda, sino también al acceso a la salud, al empleo, a la seguridad… En definitiva, el ‘sinhogarismo’ es un fenómeno estructural cuyo elemento fundamental es la carencia de una vivienda, pero que tiene un impacto en todas las dimensiones de la vida de las personas, física, psicológica y social.

Por ello, para solucionar este problema, necesitamos desarrollar herramientas que pongan en el centro la capacidad de las personas de llevar a cabo proyectos de vida independientes en sus propios hogares.

En este sentido, queremos hablar del Fondo NEXiT, una iniciativa innovadora de HOGAR SÍ financiada mediante donaciones privadas destinada a ofrecer un impulso y una cierta seguridad económica a las personas atendidas por la entidad y que están preparadas para afrontar una salida autónoma de los programas en los que se encuentran, evitando así que se perpetúe su estancia en un recurso que realmente solo necesitan por una cuestión meramente logística.

Entre estas donaciones privadas figuran las aportadas por trabajadores de Fundación ONCE, Inserta e ILUNION a través del programa de nómina solidaria ‘Gracias a ti’, que en su edición de 2021 a situado a esta iniciativa en segundo lugar de las donaciones, lo que supone que recibirá el 30% del dinero recaudado con esta acción.

NEXiT está inspirado en experiencias vividas en Reino Unido y Canadá y se basa en ofrecer una transferencia monetaria puntual y prácticamente incondicional en base a un proyecto de vida autónoma que elabora la persona teniendo en cuenta sus intereses y necesidades.

En dicho proyecto, la persona plantea cuáles son sus metas y objetivos, y elabora un presupuesto basado en ellas, lo que hace que cada proyecto sea único y diferente y también cuantía que recibe cada persona. Las estimaciones que contienen los proyectos, normalmente contemplan las necesidades básicas para afrontar las salidas de los programas con un mínimo de estabilidad; nos referimos a cuestiones como la fianza necesaria para una vivienda, los gastos para un mobiliario básico o tener garantizado el pago de las primeras mensualidades del alquiler y los suministros básicos. Este mínimo  permite dedicar el grueso de las energías a otras cuestiones como son la tramitación de prestaciones a las que tienen derecho y la búsqueda activa de empleo.

Además, muchas personas receptoras de este fondo incluyen dentro de sus proyectos acciones que les permitan impulsar sus posibilidades de empleabilidad, como por ejemplo obtener el carné de conducir o hacer algún curso que les ofrezca algún tipo de capacitación profesional y les conecte con el mercado laboral.

Algunas de las personas receptoras del fondo también necesitan ayuda para afrontar deudas que contrajeron de manera previa o durante su situación de ‘sinhogarismo’ y que, en muchas ocasiones, suponen un importante obstáculo para poder construir un proyecto de vida fuera del sistema de atención.

Los primeros participantes en esta iniciativa ya han superado los ocho meses y su evaluación muestra que todos mantienen un alojamiento estable y un 71,4% perciben una cantidad de ingresos regulares.

En HOGAR SÍ consideramos además que este fondo tiene un doble impacto, ya que no solo permite la salida de las personas de nuestros programas para construir sus propios proyectos de vida, sino que además permite que personas en situación de calle accedan a las plazas en nuestros programas de vivienda que han quedado libres, acercándonos un poco más a la solución del problema del sinhogarismo.

De esta forma, la iniciativa conecta con una filosofía de desinstitucionalización de las personas, confiando y promoviendo la capacidad que tienen para tomar decisiones sobre su propia vida al tiempo que se ofrecen los apoyos necesarios para que puedan organizar sus proyectos vitales sin verse condicionados por los sistemas de atención a los que puedan necesitar recurrir a lo largo de su vida.

 

Gonzalo Caro Sagüés,

coordinador de la Unidad de Causa

de HOGAR SÍ

 

 

Compartir

Deja una respuesta