En busca de playas accesibles

Playa accesible

comunicacion

15 Julio, 2022

Accesibilidad Universal

0 comentarios

1.209 visualizaciones

Siempre me ha gustado ir a la playa. El sonido de las olas, la brisa, el olor a salitre… Pero desde que necesito que sea accesible la experiencia se complica un poco.

Gracias a Dios, desde hace años, Fundación ONCE y Banderas Azules trabajan de la mano para mejorar la accesibilidad en las playas. Con esta amistad entre entidades se ha notado un impulso en la mejora de las zonas de baño para las personas con discapacidad.

Como primer paso, se creó la distinción especial para las playas que tenían las mejores condiciones de baño para personas con movilidad reducida. Desde aquella primera edición hasta el día de hoy, en la valoración del distintivo se han incluido todas las acciones que fomentan los ayuntamientos para facilitar el uso de las playas a cualquier persona con discapacidad, dando valor al uso de tecnología como los sistemas de guiado en el baño para personas ciegas y facilitando la existencia de bucles magnéticos en los puestos de control.

Además de reconocer el esfuerzo por mejorar la accesibilidad de playas hacia la excelencia, desde hace varios años Banderas Azules incluye en sus criterios para la concesión de la bandera a la playa distintos aspectos relativos a la accesibilidad que han ayudado a difundir las necesidades existentes entre todos los municipios costeros. Estos aspectos son revisados cada año para actualizarlos a las distintas normativas vigentes y desarrollos para mejorar la accesibilidad que van apareciendo cada día.

Y uno de los logros más útiles, al menos para mí, es poder encontrar zonas de baño asistidas gracias a su aplicación ‘Banderas Azules playas’. En ella se detalla toda la información que recogen en sus solicitudes y puedes conocer datos relevantes como los productos de apoyo existentes en la zona, los aseos adaptados o las pasarelas de acceso hasta el mar, que en mi caso, me facilitan muchísimo las vacaciones en ciudades que desconozco.

Por todo ello, estoy muy agradecida de los frutos que ha dado la amistad entre Fundación ONCE y Banderas Azules, gracias a la cual mis vacaciones son cada año más sencillas. Estoy impaciente por conocer este año las playas accesibles de mi destino turístico.

 

Esther Ramiro

Técnico de accesibilidad

 

 

Compartir

Entradas relacionadas