Disfrutar del ocio con discapacidad auditiva

Imagen de un bucle magnético

28.Septiembre.2018

Derechos

Soy Raquel y tengo una discapacidad auditiva, pero no por eso menos ganas de vivir la vida. 
 
En mi tiempo libre, entre otras cosas, me encanta disfrutar de una buena película, pero mi cartelera de cine se reduce a las películas que proyectan en las salas de cine de versión original, donde las subtitulan en castellano, aunque se escuchen en otro idioma. 
 
Estas salas no están pensadas para personas sordas, pero el subtitulado que ofrecen nos permite acceder al cine, ya que le dan un sentido y un contenido a las imágenes que vemos. Es un avance, pero aún no podemos ver las películas españolas subtituladas en el cine o acudir libremente a festivales de cine, si no proyectan las películas en versión original subtitulada.
 
El teatro es otra de mis pasiones y aquí las limitaciones son mucho mayores que en el cine. La tarea de hacer accesible una obra que se desarrolla en directo es mucho más compleja que el cine, donde todo está grabado. Afortunadamente, desde hace unos años existe la iniciativa ‘Teatro Accesible’, patrocinada por diversas entidades, que se encarga de hacer accesibles algunas funciones para personas con distintos tipos de discapacidad. 
 
En el caso de las personas sordas, nos subtitulan algunas obras seleccionadas y nos facilitan un bucle magnético. El subtitulado cumple la misma función que he descrito anteriormente para el cine. El bucle magnético es un dispositivo que se acopla las prótesis auditivas y nos “acerca” el sonido, de forma que podemos escuchar también.  Aquí dejo más información sobre él:  https://bibliotecafiapas.es/publicacion/fiapas_cuadriptico_conoce-t_2017-pdf-2/
 
Las distintas emociones de los personajes  se captan mucho mejor así. No obstante, el tema del bucle magnético es mejorable, pues en ocasiones no está bien instalado y es insuficiente para las personas que tenemos una pérdida auditiva profunda.
 
Por último, el tema de las conferencias o visitas guiadas es un terreno donde queda mucho camino por recorrer. Tan sólo se encuentran iniciativas aisladas en ciertas entidades que proporcionan bucle magnético para las visitas guiadas, como son, por ejemplo, el Museo del Prado, el Museo Thyssen o Caixaforum.
 
Sería deseable que tanto instituciones públicas como privadas continuasen trabajando para hacer accesible toda la cultura a las personas sordas, pues es esencial para su desarrollo personal.
 
Raquel Puebla, persona sorda oralizada 
 
 
 
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar