Aladina, más de diez años al lado de los niños enfermos de cáncer y sus familias

08.Febrero.2019

Captación de recursos

Desde hace 13 años, en la Fundación Aladina luchamos contra un terrible enemigo conocido por todos: el cáncer infantil. Una enfermedad muy dura que cambia la vida de muchas familias y, sobre todo, de muchos niños. 
 
Después de muchos años de intenso trabajo, en Aladina conocemos la importancia de proporcionar apoyo psicológico profesional, personalizado y gratuito, de acompañar y apoyar a nuestros niños y adolescentes, a sus padres y hermanos. La finalidad es ayudarles a buscar y generar todos los recursos disponibles para hacer frente a los momentos difíciles, así como favorecer la adaptación de las familias a las nuevas situaciones que un diagnóstico de cáncer conlleva.
 
Lo que no tenemos que olvidar cuando hablamos de cáncer infantil es que el niño enfermo, ante todo, es un niño; por este motivo, es muy importante hablar de cui¬dado en todos los aspectos de la vida del paciente. No solo tenemos que cuidar su salud física, también tenemos que cuidar su salud psíquica, emocional y espiritual. Esta es una de las premisas fundamentales en la labor de Aladina: cuidar el alma de todos estos pequeños guerreros para conseguir que nunca pierdan la sonrisa ni las ganas de luchar.
 
En la actualidad, contamos con un equipo de cinco psicooncólogas que atiende a todos los menores ingresados en algunos de los hospitales en los que colaboramos; tres de ellas se encuentran en Madrid (dos en el Hospital Niño Jesús y una en el Hospital Gregorio Marañón), y otras dos en Bilbao (Hospital de Cruces). Además, completamos la atención a los niños y las familias realizando terapias de acompañamiento al duelo, terapias de hermanos y terapias de familia en la consulta externa que financiamos fuera del hospital.
 
La aportación económica que hemos recibido a través de la iniciativa solidaria ‘Gracias a ti’, de  Fundación ONCE e ILUNION,  la destinaremos a financiar una de las psicooncólogas que tenemos en el Hospital de Cruces, en Bilbao, atendiendo a los niños y adolescentes oncológicos allí ingresados. 
 
Iniciativas como estas suponen un apoyo imprescindible para nuestra entidad. No solo a nivel económico, que es algo evidente, sino a nivel de difusión y de concienciación sobre la realidad del cáncer infantil. Para Aladina es, además, un orgullo saber que tantas personas han confiado en nuestro trabajo y han querido aportar su granito de arena a nuestra causa. 
 
Juntos vamos a mejorar la calidad de vida de muchos “aladinos” y familias. ¡Gracias de corazón!
 
 
Wisi Sarandeses,
directora de Comunicación y Empresas
de la Fundación Aladina
 
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar