Inclusión plena, aprendizaje significativo

Museo Reina Sofía. Palacio de Velázquez.

18.Mayo.2019

Arte y Cultura

Desde hace más de 10 años, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía trabajamos en la inclusión plena de todas las personas en las actividades desarrolladas desde el Departamento de Educación. 
 
En este sentido, entendemos que las acciones, visitas y talleres que programamos desde Educación pueden ser ejecutados por personas con muy diversas capacidades e intentamos huir de la idea de que una actividad se diseña para un público típico. Se trata más de pensar en el diseño universal previo que en la adaptación posterior, aunque una acción educativa siempre esté en proceso de cambio si se sigue un procedimiento de evaluación continua.
 
Más allá de otras actividades específicas con centros de educación especial, aulas hospitalarias o con compañías de teatro inclusivas iniciadas ya en 2008, tres han sido los talleres principales que se han ofrecido a lo largo de estos años en las salas del museo: 
 
- Si fuera un movimiento (puesto en marcha en 2012 a partir del trabajo de la bailarina y coreógrafa Patricia Ruz), en el que la música y la danza y la implicación corporal son los lenguajes universales que sirven como instrumentos de mediación con las obras. 
- Actuar en la sombra (iniciado en 2014 con un diseño propuesto por Teatres de la Llum), una propuesta basada en el teatro de luces y sombras.
- Salto al vacío (iniciado también en 2014), en el que mediante dinámicas circenses se busca desarrollar una experiencia integral en las salas del Museo.
 
Por otro lado, el museo ha tenido ya desde 2006 actividades específicamente programadas para personas ciegas y con resto visual o para personas sordas y con resto auditivo: visitas descriptivas con apoyo de diagramas táctiles en diferentes salas de la Colección, como las actuales Guernica. Testimonio de una época o Surrealismo: sueño y poesía; visitas táctiles, en las que a las personas con discapacidad visual se les permite tocar con las manos descubiertas ciertas obras (programa Museo a mano); recorridos con intérprete de Lengua de Signos Española a varias de las exposiciones temporales o en visitas a la Colección; y una visita comentada, Visto y no visto, realizada por una profesional ciega y una educadora especializada y abierta a personas ciegas, sordas, videntes u oyentes en la que se proponen diferentes estrategias multisensiorales de acercamiento a obras pictóricas y escultóricas.
 
En general, durante los últimos años, en el Departamento de Educación hemos intentado mantener el espíritu inclusivo que nació hace ahora más de una década buscando la máxima accesibilidad mediante el uso de diferentes lenguajes artísticos y metodologías apropiadas dentro de las propias salas, tanto de la Colección como de las diferentes exposiciones temporales.
 
El futuro cercano está lleno de nuevos proyectos, y a partir de octubre de 2019 una nueva programación se pone en marcha con nuevas acciones educativas; nuevos contenidos, nuevos desafíos… pero siempre contando con la inclusión plena y la accesibilidad como bases metodológicas esenciales.
 
María Acaso, jefa del Área de Educación, 
y Javier Sanjurjo, coordinador de Accesibilidad
 
 
 
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar