La pandemia en lengua de signos

Lola haciendo el signo de coronavirus

14.Junio.2020

Accesibilidad Universal

Soy Lola, persona sorda y cuya lengua materna es la lengua de signos. Hoy, Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas, me dan la oportunidad de explicar cómo he vivido el confinamiento originado por la pandemia del coronavirus. 

  

Sinceramente, la declaración del Estado de Alarma y la obligación de quedarnos en casa supuso un caos a todos los niveles. Aunque ha habido intérpretes de lengua de signos en las comparecencias del Gobierno de España, el resto de información, incluida la emitida por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, ha sido inaccesible, lo cual me ha llenado de dudas, sobre todo por la cantidad de bulos sobre la enfermedad y el virus que han circulado por las redes sociales. 

  

Esto me ha generado angustia y mayor aislamiento social que antes, en lo que ahora llaman la antigua normalidad. A eso he de añadir que trabajo en una empresa que ha aplicado un ERTE a toda la plantilla por no ser una actividad esencial. Los trámites no han sido nada fáciles con la Administración al estar todas las oficinas cerradas, textos difíciles de entender, miedo a no cumplir los plazos exigidos, y además el retraso en el cobro de la prestación. 

  

Solo puedo decir que gracias al esfuerzo y trabajo de la Federación de Personas Sordas de la Comunidad de Madrid (FeSorCam) y sus profesionales, he estado más acompañada y siempre que lo he necesitado me han hecho llegar toda la información en lengua de signos, pudiendo tomar las decisiones correctas y por mí misma. 

  

Ha habido iniciativas particulares que han surgido con la voluntad de 'ayudar' a las personas sordas a romper las barreras de comunicación (una más) surgidas tras ser obligatorio el uso de mascarillas, como es la fabricación casera de mascarillas transparentes. Pero no son seguras, ni para las personas sordas que las llevarían ni para quienes nos rodean. Agradezco el altruismo con el que lo hacen, pero eso no es suficiente, la herramienta real que elimina las barreras de comunicación es la lengua de signos. 

  

Por eso, en un día como hoy, os animo a aprenderla, porque la Lengua de Signos no deja a nadie atrás. 

  

#YoconlaLS 

 

Lola Fernández 

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar