La ciudad de los quince minutos

Ilustración realizada por el Ayuntamiento de París para promocionar la ciudad de los quince minutos.

06.Noviembre.2020

Accesibilidad Universal

¿Te imaginas vivir en un lugar donde todo lo que necesitas está a unos pocos minutos de distancia, sin necesidad de usar vehículos? Un sitio donde tengas cerca un mercado, bares, el colegio, el trabajo, el ocio…, y donde las distancias urbanas que estamos acostumbrados a recorrer en nuestro día a día no existieran. Entonces estarías viviendo en una ‘ciudad de quince minutos’. Oí hablar de este concepto hace unas semanas, durante una clase de urbanismo, y decidí investigar sobre el tema.

El origen del término se sitúa en el urbanista Carlos Moreno, catedrático de la universidad Sorbona de París, e inspirado por otras investigaciones como la de la periodista Jane Jacobs, quien argumentaba que la proximidad es la clave para hacer que las ciudades tengan más vida.

La ‘ciudad de los quince minutos’ choca con la planificación urbana que se ha llevado a cabo durante el último siglo, en la cual se separaba el espacio residencial de la industria, el comercio y el ocio. "Más de la mitad del planeta son sitios urbanos. Estamos confrontados al cambio climático que nos obliga a disminuir radicalmente nuestras emisiones de CO2 y las ciudades son las que principalmente lo producen”, afirma Moreno. Tener todos los recursos básicos de la vida urbana a quince minutos es en verdad una necesidad para la transformación ecológica de las ciudades.

Estamos acostumbrados a un modelo de rutina en el que nos vemos obligados a ceder más de una hora de nuestro tiempo diario al transporte hacia nuestras obligaciones, lo que puede generar una gran cantidad de estrés y negatividad. Para que esto cambie, es fundamental la descentralización, es decir, que la ciudad debe tener múltiples centros para satisfacer las funciones básicas: habitar, trabajar, hacer las compras, cuidarse física y mentalmente, educarse y disfrutar.

Bajo mi opinión personal, como estudiante de arquitectura y ciudadano madrileño, creo que supone todo un desafío implementar esta idea en las grandes ciudades actuales, pero al final debería ser lo lógico, pues una ciudad debe diseñarse por y para sus habitantes.

Además, haciendo referencia al campo de la accesibilidad, la proximidad que ofrece la ciudad de los quince minutos sería clave para eliminar o reducir las barreras que hoy en día sufren miles de personas con discapacidad en su día a día.

Para evitar todo esto, debemos empezar a proponer un modelo urbano inclusivo que nos ayude a prevenir estas situaciones en el futuro. Una ciudad al alcance de nuestras manos favorecerá un modelo de vida accesible, sostenible y autosuficiente de las grandes metrópolis, para todos los ciudadanos, y ayudará a paliar situaciones de crisis como la que estamos viviendo actualmente.

Pablo Ruz Sampalo, estudiante de arquitectura

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar