Donar es regalar vida

Imagen de Florenciano junto a un cartel de su asociación en el que se lee, entre otras cosas,

comunicacion

30 Marzo, 2022

Historias personales

0 comentarios

1.141 visualizaciones

Me llamo Florenciano Benito Rosario, nací en Hinojosa del Valle (Badajoz), tengo 55 años y soy trasplantado hepático. Voy a contaros lo que supuso en mi vida vivir esta experiencia.

 

Como les ha pasado a algunos españolitos de a pie, un día te encuentras mal y acudes al médico. Tras hacerme pruebas y analíticas me dicen que tengo un carcinoma en el hígado y que necesito un trasplante para seguir viviendo. Me quedo a cuadros, ¿un trasplante?

 

Pienso...uf...esto es gordo, esta operación es peligrosa...sinceramente tengo miedo. Nada, si los médicos lo dicen, ¡adelante!

 

El día 24 de diciembre de 2020, tras cinco días en lista de espera, recibo mi nuevo órgano, mi regalo de Navidad... ¡La vida!

 

Bueno, algunos os preguntaréis ¿y después qué? Pues la respuesta es que he ganado en calidad de vida, me siento muchísimo mejor que antes, llevo una vida completamente normal, igual que la de cualquier persona sana. Simplemente tomo la medicación necesaria para evitar el rechazo y por supuesto intento llevar una vida sana.

 

Tengo la necesidad de contaros otra cosa: soy una persona activa, curiosa por naturaleza y claro, cuando me ocurrió todo esto no tenía ni idea de lo que era un trasplante y menos de lo que es la donación. Una vez fuera y en mi afán de información, descubrí que existe una asociación llamada ASEXTRAS (Asociación Extremeña de Trasplantados) y que su labor principal consiste en dar apoyo al enfermo como a su familia, porque ellos son trasplantados y te hablan desde la experiencia.

 

Pues nada, quería información sobre trasplante y donación y aquí encontré toda la que necesitaba; de hecho hoy estoy plenamente integrado como voluntario y miembro de su junta directiva.

 

Damos charlas en colegios y en cualquier comunidad para concienciar a los jóvenes y no tan jóvenes sobre hábitos de vida saludables y evitar el consumo de drogas que tanto dañan a nuestro organismo. También ponemos mesas de información y captación de donantes...

 

Donante, interesante palabra... Le debo la vida a un donante. Sí, soy un hombre con suerte, pero por desgracia hay muchas personas en lista de espera para un órgano que posiblemente no les llegue a tiempo. Aunque los españoles somos los más generosos del mundo en cuanto a donación, aún no es suficiente para cubrir esa lista de espera. De ahí mi interés por esta asociación, ASEXTRAS, para agradecer con mi trabajo ese gesto altruista y generoso de mi donante y su familia.

 

Para los que leéis esto y no seáis donantes de órganos os ánimo a serlo. Los órganos cuando fallecemos no van al cielo pero si pueden salvar vidas.

 

Saludos a todos los voluntarios, que desde otras asociaciones como la nuestra (ADMO, ALCER, etc.) y que de forma altruista y desinteresada hacen que día a día haya más donantes.

 

Mi agradecimiento más sincero al Dr. Gerardo Blanco y su equipo y por supuesto a Francisco Gómez, voluntario veterano, que me ha transmitido toda su experiencia y saber sobre donación.

 

Y gracias también a Fundación ONCE por su inmensa labor.

 Florenciano Benito Rosario


 

Compartir

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Comentarios

  • Gvxtsq (no verificado)

    Hace 6 horas 16 mins

    order ondansetron online cheap - <a href="https://simvastatinr.com/">order zocor 10mg online</a> valtrex cost

  • Pwybyq (no verificado)

    Hace 3 días 19 horas

    sumatriptan uk - <a href="https://sumatriptanr.com/">purchase imitrex without prescription</a> buy imitrex 25mg sale

  • Nancie L Beckett (no verificado)

    Hace 2 meses 4 días

    Our work ranges from writing assignments or dissertations to helping you finish last minute homework. We also strive to provide the best services all at an affordable price. As the majority of our clientele consists of students who already have a limited budget we have striven to price our services in a generous manner. We do not charge our students for any rectification or adjustment they request for an assigned work provided it is within a reasonable limit. Students are our priority and we try to make you feel so too.