La Asociación Lectura Fácil

Composición de varias portadas de textos en lectura fácil

comunicacion

23 Abril, 2022

Accesibilidad Universal

0 comentarios

320 visualizaciones

Hoy, Día del Libro, quiero presentaros la Asociación Lectura Fácil. Nació hace cerca de 20 años a iniciativa de personas vinculadas al mundo educativo y bibliotecario, conscientes de la inexistencia de materiales de lectura pensados para personas adultas con dificultades lectoras o cognitivas. Nos inspiramos para ello en un modelo existente en Suecia, donde a principios de los años 70 se creó la asociación Centrum for Lättlast, con la misma finalidad.

Al crear la asociación, nuestros esfuerzos se centraron en interesar a editoriales para que publicaran títulos que adaptábamos a las pautas internacionales de lectura fácil. Al mismo tiempo, conscientes de la dificultad de llegar a nuestro público objetivo, no habitual de bibliotecas o librerías, establecimos redes de colaboración con diferentes actores sociales que consideraban la lectura como una herramienta para la inclusión social: bibliotecas, centros educativos, entidades de apoyo a personas con dificultades cognitivas, ONG de acogida, etc.

Desde el principio éramos conscientes de que la lectura fácil no debía circunscribirse a textos narrativos, sino a todo tipo de documentos: noticias, textos legales, resoluciones administrativas, etc. Ello nos ha llevado a realizar una labor de sensibilización con diferentes administraciones públicas y organismos privados, sobre la necesidad de que redacten sus textos de forma clara, directa e inteligible, a partir de las pautas de lectura fácil. De ello se beneficia toda la ciudadanía y no solo las personas con alguna dificultad lectora.

Una parte importante de nuestro tiempo lo dedicamos a adaptar documentos de muy variada índole. Casi todos ellos pueden descargarse desde el apartado ‘Recursos’ de nuestra web.

La adaptación es una tarea difícil que exige rigor y capacidad de adaptarse a las exigencias de quien nos la encarga y con quien trabajamos en estrecho contacto para ajustar el ‘producto’ al público objetivo de la entidad de que se trate. La revisión de textos literarios sigue el ritmo que nos marcan las editoriales, mucho más lento de lo que desearíamos y del que nos piden nuestros lectores.

En todo caso es un placer trabajar en un proyecto cuya finalidad es conseguir una sociedad más inclusiva y solidaria. Desearíamos tener más libros, conseguir más clubes de lectura fácil en las bibliotecas y entidades, lograr que toda la información pública fuera accesible para la gran mayoría de público. Si en algo estamos contribuyendo a todo ello, nos damos por satisfechas.

Eugènia Salvador,

codirectora de la Asociación Lectura Fácil

 

 

 

 

Compartir

Deja una respuesta

Comentarios