Urbanismo y accesibilidad, retos pendientes

Foto aérea de una ciudad cualquiera sobre la que se sobreponen varias imágenes relacionadas con la accesibilidad e inclusión, como el Símbolo de Accesibilidad universal de ONU, una persona instalando pavimento podotáctil en una acera o una chica que utiliza una silla de ruedas paseando por una ciudad con sus amigos

comunicacion

08 Noviembre, 2022

Accesibilidad Universal

0 comentarios

419 visualizaciones

Con motivo del Día Mundial del Urbanismo, que se celebra en más de 30 países, te invito a reflexionar en torno a uno de los mantras del urbanismo en los últimos años: “crear comunidades urbanas sostenibles” desde la perspectiva y el convencimiento de que sin accesibilidad una ciudad no puede ser sostenible (entiendo ya superada la idea de identificar sostenibilidad sólo con el medioambiente, ignorando la parte tanto social como económica de la sostenibilidad). Para ello considero que tenemos dos retos pendientes aún por desarrollar:

El primero de ellos es la necesidad de considerar la accesibilidad en el espacio público a diferentes escalas. Existen urbanistas que trabajan la accesibilidad desde el punto de vista metropolitano, territorial o de forma global a nivel de ciudad. Es una escala muy necesaria y a veces olvidada, aunque también en muchas ocasiones se confunde con movilidad o tiene continuidad a una escala menor. Existe otra escala intermedia, quizás la más olvidada, que es el estudio de la misma a nivel zonal de barrio, estableciendo relaciones con la escala global, pero desarrollando problemáticas características de esa escala intermedia como son la topografía, itinerarios alternativos accesibles, secciones de calle y soluciones viarias para mejorar la accesibilidad, como salvar desniveles de forma accesible, cobertura de transportes públicos, dotación de plazas PMR, orientación urbana, espacio peatonal y relación con el vehículo, etc… Y por último la escala de detalle, muchas meces menospreciada o infravalorada, que con el estudio desde la proximidad, analiza las características materiales y de diseño de los diferentes elementos urbanos, abordando temas como la ‘resbaladicidad’ de pavimentos, diseño de pasamanos o bancos, ubicación de mobiliario urbano,…

Únicamente desde el estudio de la accesibilidad desde esta triple escala conseguiremos realmente un análisis completo y una solución realmente eficaz para la ciudadanía.

El segundo reto hace referencia a la necesidad de poner a la accesibilidad en contexto. En muchas ocasiones se aborda este tema como una necesidad puntual, o singular de algunos colectivos minoritarios, o se considera como un trabajo menor necesario para conseguir otras metas mayores (subvenciones, certificados…). Por ello es preciso que desde los propios municipios integren el estudio de la accesibilidad con otros estudios (movilidad, sostenibilidad, igualdad…) y que la sitúen en el nivel de relevancia que tiene, con la visibilidad necesaria que garantice su consideración a nivel técnico y político como se merece (aprobación en pleno, consideración como documento de planeamiento, desarrollo de criterios de control y sanción…).

Quizás estos sean dos de los temas que todavía cuando hablamos de urbanismo y accesibilidad no se terminan de abordar o se pasa de puntillas por ellos. Ojalá que este día del Urbanismo sirva para visibilizar y avanzar un poco más en esta tarea tan necesaria.

 

Delfín Jiménez Martín,

CEO EQAR. PhD Arquitectura UPM

 

Compartir

Entradas relacionadas