Mi vida desde la parálisis cerebral

Foto de Miguel Ángel practicando boccia

comunicacion

06 Octubre, 2023

Historias personales

0 comentarios

1.615 visualizaciones

Me llamo Miguel Ángel, tengo 47 años y vivo con una lesión cerebral de origen indeterminado con un diagnóstico de tetraplejia espástica y una valoración del 82% de discapacidad motora.

Vivo con mis padres en la casa familiar. Tengo una hermana y dos sobrinos de ocho y cinco años a los que quiero mucho.

Mi día a día no difiere mucho del de cualquier otra persona, salvo por mi dependencia.

Mi entendimiento, vista y oído funcionan por el momento bien; para todo lo demás necesito ayuda, aseo, vestido, comida, sentarme en mi silla de ruedas y desplazarme a cualquier sitio.

Acudo de lunes a viernes al Centro de día de ASPACE Cantabria, donde recibo todas las terapias que me han prescrito. También hago deporte y baile. Esto me aporta normalidad, ya que me obliga a mantener horarios, adquirir responsabilidades y a relacionarme con otras personas. Convivo con compañeros que también comparten mi condición y con gente con otras diferencias que me ayudan a conocer otras realidades, a entender y valorar a las personas que trabajan conmigo y a ver más allá del día a día.

Siempre que salgo de mi entorno de confort tengo problemas para relacionarme; no tengo un lenguaje ordinario, me comunico por Bliss o con la mirada. Por tanto, es otro de los motivos por los que necesito asistencia.

No me gusta que me observen y no me hablen; me pueden saludar, no pasa nada.

Pienso que la sociedad sí está concienciada con respecto a la discapacidad, otra cosa es que no sepa cómo enfrentarse a ella. Yo les diría que lo hagan con normalidad, facilita las cosas.

Las administraciones pueden ayudar haciendo realidad la accesibilidad universal en toda su extensión, dotando económicamente todas esas leyes que no se están desarrollando por falta de financiación. Pensemos que cualquiera de nosotros puede pasar de vivir como persona ‘normal’ a vivir como persona con discapacidad.

Me siento feliz en las reuniones familiares, cuantos más seamos mejor. También reunirme con amigos me gusta.

Mi discapacidad la vivo con mucha ansiedad y el futuro con preocupación, no puedo remediarlo.

Entre mis aficiones están el deporte y practico uno que se llama Boccia, a través de mi pertenencia al Club Deportivo ASPACE Cantabria; juego en la categoría BC3. También hago baile, bueno, de aquella manera como podéis imaginar. Pero participo y me gusta. Aquí formo parte del Laboratorio de Danza de ASPACE-Danzaliarte, en el que creamos coreografías que luego representamos en ciertos eventos.

Me gusta el tenis y el fútbol, soy forofo de Nadal y del Real Madrid. Me gustan los toros. Procuro, siempre que puedo, ir a ver a Morante de la Puebla. Me gusta la música, ir a conciertos, musicales, etc. Viajar en familia me encanta. También lo paso fenomenal cuando voy de vacaciones con compañeros y personal de ASPACE, es muy divertido.

Bueno, esta es mi vida a grandes rasgos, por ahora. El futuro ya se verá que me depara.

 

Compartir

Entradas relacionadas