Mi experiencia en ‘Salud Más Fácil’

Foto de Irina trabajando con el ordenador

comunicacion

26 Marzo, 2024

Accesibilidad Universal

0 comentarios

1.586 visualizaciones

Me llamo Irina y os voy a contar mi experiencia como validadora de ‘Salud Más Fácil’, una web con prospectos de medicamentos en lectura fácil. Esta herramienta ha ganado uno de los premios Discapnet de Fundación ONCE.

Según el Diccionario Fácil, la lectura fácil es la forma de escribir que sigue unas normas para que las personas con dificultades de comprensión lectora puedan entender lo que leen.

Los documentos en lectura fácil deben estar validados por personas con problemas de comprensión lectora para que a la hora de leerlos las personas que también tengan problemas de comprensión lectora puedan entenderlos mejor.

En el trabajo de validación de los prospectos comprobamos si hay palabras difíciles de entender y damos opciones de palabras más fáciles. También comprobamos si se cumplen las pautas de lectura fácil y si el texto es comprensible. Si hay imágenes hay que comprobar que son adecuadas o sugerir que pongan imágenes cuando no hay y pictogramas para facilitar la comprensión. También validamos que el diseño del prospecto sea accesible. Utilizamos materiales como el Diccionario Fácil, el diccionario de la Real Academia Española (RAE) y un diccionario de sinónimos.

El trabajo de validación de prospectos es más largo que la validación de otros documentos porque son textos más difíciles de comprender que los que suelo validar otras veces.

La validación me resultó difícil en un primer momento porque tuve que leer el documento varias veces de manera individual porque son palabras y frases complicadas y un tipo de documento que no suelo leer. Después de leerlo varias veces marqué algunas palabras o frases que me parecían difíciles, las sustituí por otras más fáciles y luego en el grupo buscamos las opciones más comprensibles.

La validación de prospectos me resulta muy satisfactoria porque es un trabajo que no suelo hacer. Además, me parece que es muy necesario que los prospectos estén en lectura fácil porque son documentos muy difíciles de entender, con muchas palabras médicas y técnicas que casi nadie entiende; suelen ser muy largos, están escritos en papeles muy grandes, difíciles de manejar, y en letra muy pequeña.

Creo que el trabajo de validadora de textos en lectura fácil es muy importante y me enorgullezco de mi trabajo porque la comprensión de textos y documentos es muy importante para todos porque nos permite ejercer nuestros derechos. Por ejemplo, en el caso de los prospectos, el derecho a la salud y a poder ser lo más autónoma posible en cuestiones de mi salud.

Irina Virlan

 

Compartir