Un año después

Ana Isabel montando en bicicleta

27.Julio.2018

Formación

Hace alrededor de diez meses estaba en esta misma habitación en la que ahora escribo esto,  haciendo las maletas para volar rumbo a Holanda. Gracias a una beca proporcionada por Fundación ONCE iba a estudiar allí los dos años del Bachillerato Internacional en uno de los 17 centros que la Fundación Colegios del Mundo Unido tiene repartidos por todo el planeta.

En aquel momento, y aunque no lo admitiera, estaba asustada. Ahora me doy cuenta de que no era para menos. Este año ha sido una auténtica montaña rusa, no hay mejor forma de describirlo. No todo fue fácil, sobre todo al principio, no voy a mentir. Ha sido un reto con todas las letras y, sin embargo, desde el principio hasta el final, ha merecido la pena.

Este año me ha traído momentos muy dulces, risas de las que ayudan a olvidar, amigos inolvidables, viajes improvisados y oportunidades que sé que van a marcar el resto de mi vida. Había momentos en los que era capaz de darme cuenta de todo esto y me sentía muy afortunada. Verme rodeada por un ambiente que rebosa diversidad de culturas, nacionalidades o lenguas, basado en el respeto y la convivencia es fascinante. Muchas veces me daba cuenta de lo poco probable que era que hubiera conocido a alguna de las personas con las que compartía clases, cena o conversaciones a medianoche, de no haber estado allí. He visto desconocidos  de rincones opuestos del mapa que acaban por volverse inseparables.

Aún me queda un curso en UWC Maastricht. Sé que todo lo que he mencionado ya está esperándome y muchas otras cosas que no me imagino ahora mismo. Me siento muy feliz del camino que ha tomado mi vida este último año y animo a todo aquel que esté interesado a darle una oportunidad a esta experiencia en los Colegios del Mundo Unido.



Ana Isabel Ropero,

becada por Fundación ONCE para cursar Bachillerato Internacional en Maastricht,

con Colegios del Mundo Unido  

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar