Reinventarse

Miguel Ángel practicando ciclismo

11.Enero.2019

Formación

Después de haber completado un ciclo formativo-laboral al que nuestra cultura nos tiene acostumbrados (estudiar una carrera, prepararme muy a conciencia y superar unas oposiciones y trabajar durante ocho años en el puesto de mi vocación, maestro de educación física), en 2017 me incapacitaron para mi oficio por una pérdida de visión que me impediría seguir desarrollando mi trabajo de manera autónoma y de la mejor forma posible. 
 
Esta pérdida de visión y de vida activa como trabajador me hizo pasar por un estado anímico muy cercano a la depresión y me llevó a dejar de lado otra de mis grandes pasiones, el deporte.
 
Pasado un tiempo decidí, y lo he conseguido, volver a levantarme y reinventarme de nuevo. A mí siempre me ha gustado el mundo de la informática y he hecho multitud de cursos y de autoformación, pero si a la dificultad de encontrar empleo que tenemos las personas con discapacidad le sumamos la ‘titulitis’ que hay en este país, estaba claro que lo que debía hacer era sacarme una carrera para volver al mundo laboral y activo. 
 
Y ahí estoy de nuevo, comenzando los estudios de Ingeniería Informática en la Universitat de Valencia y a la vez retomando mis entrenamientos, con el fin de volver a estar en unos Juegos Paralímpicos, esta vez en los de Tokio 2020 (estuve en Pekín 2008). 
 
Para mí el talento es algo innato que todos tenemos, tan solo hay que buscarlo. A todos se nos da bien hacer algo, a todo el mundo, pero para ello se deben dar algunas condiciones: estar motivados, ser constante, tener un objetivo y sentirse apoyado. 
 
Por ello haber sido becado por Fundación ONCE, dentro del programa ‘Oportunidad al talento’, ha supuesto para mí ese impulso que me faltaba para seguir adelante, y me va a ayudar bastante a afrontar este año, tanto académica como deportivamente hablando. Estoy muy agradecido por esta oportunidad y siento que se ha valorado todo mi esfuerzo para llegar a donde estoy actualmente. 
 
Más aún después de estar en la celebración del acto de entrega de las becas, donde pude ver el nivel que hay entre todos los compañeros becados, y donde quedó claro qué, aunque estemos un poco a la sombra, las personas con discapacidad estamos muy pero que muy bien formadas y cualificadas para ocupar puestos en cualquiera de los ámbitos del mundo laboral.
 
¡Muchas gracias por apostar por mí!
 
Miguel Ángel Arroyo Cique,
becado en la categoría Estudio y deporte
del programa ‘Oportunidad al talento’
 
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar