Un viaje en el que nadie se queda atrás

Foto de Paula tipo carné

26.Julio.2019

Formación

Mi nombre es Paula Rupérez y este verano he participado en los Campus Inclusivos de Fundación ONCE celebrados en Castilla y León. Allí hemos convivido jóvenes con y sin discapacidad de cuarto de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional.
 
Tengo que decir que la experiencia ha sido increíble, para los estudiantes con y sin discapacidad, ya que todas las actividades estaban adaptadas a las distintas necesidades de los alumnos.
 
En una semana hemos aprendido que nuestros problemas son enanos comparados con los de nuestros compañeros con discapacidad. Hemos comprobado que las calles de las ciudades y los edificios no están adaptados a sus necesidades y, por lo tanto, no pueden acceder con la facilidad necesaria.
 
Durante nuestra estancia en el Campus, hemos hecho actividades en diferentes universidades, hemos viajado por Madrid, participado en un Escape Room...
 
Una de mis actividades favoritas ha sido el intercambio con universitarios. Aprendimos que la gente con discapacidad no tiene límites y que lo que te propongas lo puedes lograr.
 
En este campamento, además de tener nuevas experiencias, hemos formado una pequeña familia de la que nunca nos olvidaremos.
 
Paula Rupérez,
alumna de los Campus Inclusivos
de Fundación ONCE en Castilla y León
 
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar