Vivir con colitis ulcerosa, vivir tranquila

Iris sentada en unos troncos

29.Mayo.2020

Historias personales

Hace algo más de un año fui diagnosticada de colitis ulcerosa. No sabía de qué se trataba y, la verdad, en un principio nadie me explicó nada. Ahora sé que es una enfermedad autoinmune. 

  

Entonces solo podía saber con certeza mis síntomas: diarrea con sangre, mucosa en las heces, dolor abdominal, dolor general, cansancio y un largo etc... 

Después del diagnóstico empecé a tomar medicación y me hizo efecto casi de inmediato, pero la alegría duró poco. Todo se empezó a torcer y aún estoy a la espera de que den con mi medicación adecuada; espero poder empezar con ella en junio. Sé que pronto llegará ese momento y todo irá sobre ruedas 

  

Todo este tiempo mi estado emocional ha sido una montaña rusa... A los seis meses del diagnóstico me di cuenta de que necesitaba ayuda psicológica; 

no estaba bien, no tenía ganas de nada, mi vida estaba cambiando a  pasos agigantados y no sabía muy bien cómo adaptarme. Sentía que no era dueña de mi cuerpo (ahora tengo una frase/lema para describirlo: soy dueña de mi modo aleatorio), no tenía el control y eso me sobrepasaba.  

  

Me puse manos a la obra y encontré a mi psicóloga. Ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida. Ahora sé que esa tristeza y desasosiego que sentía tienen nombre (depresión y ansiedad) y que sobretodo y más importante, tienen solución. Sigo con el tratamiento psicológico y me ayuda muchísimo a adaptarme a todo lo nuevo que va surgiendo en mi vida, que todos los días es algo. 

  

Una de las cosas que me llevó a mi ansiedad y depresión fue el cambio tan brusco que sufrió mi vida social. Pasé de poder hacer lo que quería en cada momento a tener que estar pendiente de tener un baño cerca. Dependía de cómo me levantara cada mañana para saber si podría salir o no; ya no podía salir a cenar o comer tranquila, ya que no sabría cómo me sentaría y eso me ponía muy muy nerviosa. 

  

Gracias a mi psicóloga he conseguido poder hacer muchas más cosas con más tranquilidad, puesto que mi brote me acompaña desde mi diagnóstico. 

 

En estos momentos me encuentro en un limbo... Estoy a la espera del cambio a medicación biológica, que espero que sea la mía.  

  

Es cierto que voy haciendo más cosas y saliendo más. Llevo mucho orden con la medicación que tomo e intento ir superando mis miedos poco a poco. 

Una de las cosas que me ha ayudado mucho es contar y compartir mi experiencia, mis miedos, etc... Lo intento hacer en mi blog: http://vivirconcolitisulcerosavivirtranquila.blogspot.com/ 

Escribiendo en el blog y compartiendo mi experiencia me he dado cuenta de que no estoy sola y de que mucha gente pasa por donde yo y eso ayuda mucho. 

 

No dejes de hacer cosas que te gusten. Confía en tus médicos; ellos te ayudarán a que todo vaya por su camino. Y sobre todo, normaliza todo lo que conlleva tener una enfermedad Inflamatoria Intestinal. 

 

Iris Torrente,

afectada por colitis ulcerosa 

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar