En busca de bares y restaurantes accesibles

Imagen de Esther en la mesa de un bar

26.Marzo.2021

Accesibilidad Universal

En muchas ocasiones, como el Día del Padre que pasamos el viernes pasado, me gusta salir a comer con la familia y amigos para disfrutar de la compañía y deleitarnos con la comida.

Mientras la mayoría de las personas se basan en el menú o el ambiente para elegir dónde ir, yo tengo que hacer un cribado previo, y preguntar ¿Tendrá el baño adaptado? ¿El acceso tendrá escalones? ¿Contará con mesas bajas además de la barra? ¿El restaurante estará en la planta superior?

Muchas veces me es complicado responder a estas preguntas porque la información general suele ser escasa y me toca dedicar un tiempo a llamar a los distintos locales para conocer sus características.

Y, aunque pueda parecer algo sencillo, la accesibilidad parece ser una gran desconocida en el mundo de la hostelería. A menudo, en un primer momento suelen confundir la accesibilidad con la asequibilidad del menú y comienzan a leerme la carta y sus precios.

Cuando logramos entender que estamos hablando del acceso a una persona usuaria de silla de ruedas, como es mi caso, empiezan los problemas. ¡Me he llegado a encontrar locales con el baño adaptado en una planta sótano sin ascensor! Triste pero cierto…la realidad siempre supera a la ficción.

Pero al final, me gusta quedarme con el trato humano. Pese a que hay pocos locales que cumplan los requisitos de accesibilidad, he encontrado a gente muy dispuesta a solucionarlos. En una ocasión, el mismo dueño del local hizo una rampa de madera para facilitarme el acceso en menos de una semana. Fue un detalle que agradezco enormemente y que siempre recordaré con cariño.

Porque muchas veces, la accesibilidad es más un problema de desconocimiento. Ojalá algún día todos los bares y restaurantes sean 100% accesibles y podamos elegir según el menú o el ambiente dónde ir.

Esther Ramiro, 

soñadora sobre ruedas

 

 

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión para comentar