Creyendo en mi… Volando a Malta

Vista panorámica de La Baleta, capital de Malta

23.Julio.2021

Formación

Mi nombre es Jessica, tengo 27 años y soy Ingeniera Aeroespacial. Actualmente acabo de finalizar un año de experiencia profesional en una de las empresas líder a nivel mundial en el diseño y fabricación de aeronaves. Durante este tiempo me he dado cuenta de la importancia de tener un buen nivel de inglés para adaptarme a las altas cualificaciones de mi profesión. Es por esto que decidí solicitar la beca que ofrece Fundación ONCE para la realización de Cursos de Idiomas en el extranjero para jóvenes con discapacidad.

El destino elegido fue Malta, un país rico en diversidad cultural donde el inglés es idioma oficial. No obstante, antes de emprender mi viaje estaba algo asustada. Esta experiencia tan inmersiva me ilusionaba y atemorizaba a partes iguales: tenía miedo de alejarme de mi familia y salir de mi zona de confort, pero a la vez estaba convencida de que esta experiencia me ayudaría mucho tanto en el terreno profesional como en el personal, ganando confianza en mi misma.

Me matriculé en una de las mejores academias de idiomas de Malta y busqué un piso compartido con otros estudiantes. Durante estas semanas he tenido que adaptarme a un nuevo país, con diferente cultura, idioma y creencias. Al principio no fue fácil, pero a medida que pasaban los días me fui adaptando mejor al idioma, a la cultura, al entorno y a estar lejos de mi familia, lo cual me ha ayudado a incrementar la confianza en mi misma y en mis capacidades.

El programa duraba 12 semanas y actualmente me encuentro en la penúltima. Estoy en el nivel más avanzado de inglés desarrollando una competencia profesional completa, con el objetivo de hacer un examen oficial el próximo mes y certificar el título.

El equipo de Fundación ONCE me ha animado y facilitado todas las gestiones desde el primer momento que solicité la beca. Estoy muy agradecida por su amabilidad y dedicación y sobre todo por la vocación que tienen por ayudar a las personas con discapacidad. Gracias a esta beca he podido financiar el programa del curso de inglés en Malta, que me ha dado la oportunidad de mejorar mi nivel de inglés gracias a la formación académica recibida, y por supuesto, gracias a la estancia durante este tiempo en Malta.

Esta experiencia me ha demostrado que tener una discapacidad no me ha limitado, y que al igual que yo, muchas otras personas con discapacidad pueden cumplir sus sueños como cualquier otra persona sin esta condición.

 

Jessica Panadero Sáez

 

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión para comentar