25N: Discapacidad y Violencia de Género

Creatividad sobre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

25.Noviembre.2021

Derechos

¡Hola! 

¡Por si no nos conocéis… nos presentamos!

Somos la Confederación Estatal de Mujeres y niñas con discapacidad (CEMUDIS), surgimos en el año 2009 y llevamos trabajando por nuestros derechos desde ese momento. 

Como cada año, el 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Violencia contra la Mujer.

La violencia hacia la mujer se define como cualquier acto de violencia en cualquiera de sus formas; física, sexual, estructural, psicológica, económica, cultural y vicaria que se ejerce sobre una mujer por parte de su cónyuge o pareja. Es una de las manifestaciones más claras de la desigualdad que existe entre hombres y mujeres.

En CEMUDIS consideramos que la violencia de género sigue siendo uno de los grandes problemas que afecta a nuestra sociedad, que se agrava en mayor medida en el caso de las mujeres y niñas con discapacidad, por el hecho de ser mujer y por tener discapacidad, y otras características que pueda tener relativas a su lugar de residencia, raza…lo que se denomina discriminación interseccional.

Atendiendo a los datos que se han recogido en el Estudio Social y Laboral de las Mujeres con Discapacidad en España, llevado a cabo desde CEMUDIS, pudimos observar que el 27,4% de las mujeres con discapacidad ha vivido algún tipo de violencia a lo largo de su vida. Por tanto, una de cada cuatro mujeres con discapacidad ha vivido violencia. 

Las mujeres con discapacidad víctimas de la violencia, en cualquiera de sus formas, tienen unas necesidades específicas que hay que tener en cuenta. Por este motivo, desde CEMUDIS consideramos fundamental:

  • La visibilización de las distintas formas de violencia ejercidas hacia niñas y mujeres con discapacidad.
  • Que todos los servicios y recursos existentes sean accesibles.
  • Que se Implemente la figura de la asistencia personal para aquellas mujeres con discapacidad que lo necesiten tal y como se recoge en el Pacto de Estado contra la violencia.
  • Contar con intérpretes de lengua de signos para mujeres sordas u otro tipo de apoyos técnicos que puedan requerir las mujeres con dificultades en la comunicación.
  • Trabajar con las mujeres con discapacidad para que puedan identificar las situaciones de violencia.
  • Proporcionar la información de manera fácil y comprensible.
  • Prestar una atención integral a la mujer con discapacidad.
  • Formación tanto en género como en discapacidad a los distintos profesionales.

Nos parece importante señalar que la crisis de la COVID-19 ha afectado en gran medida a las mujeres y niñas con discapacidad víctimas de violencia, ya que durante los confinamientos han quedado aisladas con su figura agresora. 

La solución está en manos de la sociedad; no podemos quedarnos paradas. Una sociedad justa e igualitaria es aquella en la que todas las personas participamos de forma activa y se garantiza el ejercicio de nuestros derechos.

 

Marta Valencia,

presidenta de CEMUDIS

 

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión para comentar