Las niñas y niños con discapacidad son el futuro presente de la humanidad

Creatividad formada por niños y niñas con distintas discapacidades

comunicacion

20 Noviembre, 2022

Derechos

0 comentarios

308 visualizaciones

Es un lugar común hacer referencia a las niñas y niños como una parte de la sociedad a la que hay que cuidar porque son el futuro de la humanidad. Coincido, por supuesto, en que hay que protegerlos, cuidarlos, acompañarlos, pero no porque sean el futuro sino porque ya son parte del presente y deben adquirir un mayor protagonismo en la vida social.

En el marco del Día Mundial de la Infancia, que se celebra todos los años el 20 de noviembre, es bueno echar la vista atrás para recordar que la Convención de los Derechos del Niño fue aprobada en 1989 y allí se reconocieron derechos económicos, sociales, civiles, culturales y políticos de todos los niños, niñas y adolescentes. Tres décadas antes, la ONU ya había aprobado la Declaración de los Derechos del Niño, que contenía diez principios.

En 2006, también en el marco de la ONU se aprobó la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, en cuyo artículo 7 se recoge el derecho a que todos los niños y niñas con discapacidad puedan disfrutar plenamente y en igualdad de condiciones de todos los derechos humanos y libertades fundamentales. A lo que hay que añadir un derecho de enorme trascendencia como es a expresar su opinión sobre todas las cuestiones que les afecten y a recibir asistencia apropiada teniendo en cuenta el tipo de discapacidad.

Más de seis décadas después de aquella primera Declaración, como delegado de Derechos Humanos y para la Convención del CERMI Estatal quiero llamar la atención sobre la situación de los niños y niñas con discapacidad en España, ya que son muchas las cosas buenas que tienen para aportar a la sociedad y, a pesar de los avances, son muchas las cosas malas que aún tienen que soportar.

En primer lugar, hay mucho camino por recorrer aún en relación con lo que implica dar a conocer los derechos de los niños y niñas con discapacidad y generar toma de conciencia en toda la sociedad sobre la importancia de trabajar de forma cotidiana para alcanzar una inclusión más completa y en condiciones de igualdad.  

En segundo lugar, de las cuestiones más urgentes y candentes de la agenda de los derechos humanos de la infancia con discapacidad, creo que resulta imperativo que se despliegue un amplio frente de lucha contra la violencia asegurando y promoviendo el respeto de su dignidad humana e integridad física y psicológica. En particular, no se deben obviar las mayores vulneraciones a las que están expuestas las niñas con discapacidad.

En tercer lugar, cabe destacar que los niños y niñas con discapacidad son auténticos sujetos de derecho y están a merced de distintos tipos de exclusión agravada en el ámbito del ejercicio del derecho a una educación plenamente inclusiva.

 

Gregorio Saravia Méndez,

delegado de Derechos Humanos

y para la Convención del CERMI Estatal

 

 

Compartir

Entradas relacionadas