Una barrera menos, un derecho más

Imagen de una urna con la leyenda 'Yo también cuento'

03.Diciembre.2018

Derechos

Por fin, tras la lucha de mucha gente, se cumple el derecho al voto, a participar y a tomar decisiones de todas las personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental o deterioro cognitivo. 
 
 
Se van rompiendo las barreras y prejuicios que tiene la sociedad sobre la discapacidad y hay que entender que la discapacidad es una condición más de la vida, como cualquier otra y que no se debe juzgar a alguien o prohibirle derechos por ser diferente.  
 
De todas formas, hay más cosas que mejorar: sería necesario que los programas electorales y las papeletas estuvieran en lectura fácil para que todas las personas con discapacidad intelectual, las personas mayores o personas inmigrantes lo entiendan. Por ejemplo, que pongan fotos en las papeletas para que sean más accesibles para las personas que no sepan leer o que tengan alguna dificultad. 
 
Me siento bien al saber que puedo votar como cualquier ciudadano y que ya nadie me puede poner excusas o decirme que no puedo. 
 
 
Fernando Plaza, Centro Ocupacional ‘cuarentainueve’.
Área de Vida Adulta - AMP. Plena inclusión Madrid 
 
 
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar