La ilusión y el compromiso

Imagen de Guillermo Lucas sentado

14.Diciembre.2018

Formación

Si esperáis un compendio de frases elogiosas sobre mi estancia, el verano pasado,  en Radio Clásica de Radio Nacional de España, quizá os llevéis una pequeña decepción. 
 
En realidad mis expectativas sobre el medio donde iba a realizar mis prácticas de radio, gracias a una de las Becas Crue-Fundación ONCE, eran ya muy altas…mucho…Diréis ¿por qué? Pues porque desde mi infancia soy oyente de Radio Clásica y uno tiende a imaginar un mundo acorde con las emociones y sensaciones vividas al escuchar a Mozart, Bach, Beethoven, Chopin, Stravinsky…..Y sin embargo no hubo decepción sino todo lo contrario. Pues por encima de la tecnología o de los lógicos límites de la programación, está el factor humano, y en este caso, lo humano prevalece. 
 
Desde la pasión, la ilusión y el compromiso del director, Carlos Sandúa, el personal administrativo, de producción, técnicos de sonido y cómo no, de los que yo llamo “hacedores de ilusiones”, los locutores que quizá una parte de los oyentes no sepa que elaboran ellos mismos los contenidos de cada programa. Y creedme que no exagero ni un pelo: es laborioso, más aún si prima, como decía, la ilusión y el compromiso, la profesionalidad y el cariño por el resultado del trabajo (para cariño el de mi querida compañera de redacción Puy con su magnífica  mimada colección de plantas). 
 
Y por encima de todo, lo que superó ampliamente mis expectativas fue el trato cercano, amabilísimo, la humildad y el compañerismo, la intención consciente de todos de hacerme sentir como un igual, un compañero. Como nobleza obliga, debo  expresar mi gratitud a ese maravilloso equipo humano, que me contagió esa ilusión y compromiso que titula mi post, con  las cuales procuré realizar mi pequeña colaboración en esa maravillosa fábrica de ilusiones y belleza que es Radio Clásica. 
 
Un recuerdo inolvidable.
 
 
Guillermo Lucas 
 
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar