¿Son accesibles los videojuegos?

Imagen de Enrique durante la exhibición de videojuegos inclusivos en el III Congreso Internacional de Tecnología y Turismo

29.Octubre.2019

TIC

Hoy en día las personas con discapacidad seguimos en la lucha por un empleo digno, un empleo que nos posibilite tanto el desarrollo profesional como personal. Las personas con discapacidad nos esforzamos por tener un curriculum que nos abra la oportunidad de tener un hueco en el mercado laboral, aunque a día de hoy esforzarte a nivel formativo no es suficiente.
 
El mundo se encuentra en constante cambio y la formación ya no es suficiente. Desde las empresas solicitan tener desarrolladas las conocidas como habilidades blandas (‘soft skills’). Estas habilidades incluyen factores sociales como el pensamiento crítico, la adaptabilidad frente a los cambios y la capacidad de proponer soluciones o la posibilidad de trabajo en equipo. 
 
Así también, los procesos de aprendizaje en las instituciones académicas están cambiando, promoviendo otros métodos nuevos como puede ser la gamificación. 
 
Según el portal web educaciontrespuntocero.com, la gamificación es una técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo-profesional con el fin de conseguir mejores resultados. Todas las actividades tienen por objeto implicar al alumno en el juego y seguir adelante en la consecución de sus objetivos. La pregunta es… ¿Son accesibles los videojuegos utilizados en estas técnicas de aprendizaje? ¿Pueden las personas con discapacidad jugar a ellos?.
 
En el Congreso Internacional de Tecnología y Turismo para la Diversidad, celebrado la semana pasada en Málaga, hemos profundizado aún más en estas cuestiones, abordando la accesibilidad de los videojuegos, una de las industrias de mayor auge, ya que actualmente supera incluso a la del cine. 
 
En la ponencia ‘Videojuegos Inclusivos’, que tuve la oportunidad de moderar, quisimos abordar el papel de todos los agentes importantes de la industria del videojuego, como la investigación, el desarrollo o los nuevos periféricos que permiten más posibilidades de interacción y representación de la industria, como ente que engloba a todos estos agentes.
 
Además, pusimos la inclusión del colectivo en práctica jugando unas partidas al videojuego viral Fornite, lo que nos permitió compartir experiencias autónomas y como copilotos. Fue realmente divertido. Yo tuve por fin la mí.
 
Salimos del congreso esperanzados, creyendo que con las líneas de trabajo futuras los juegos serán más accesibles y permitirán a las personas con discapacidad participar de estos nuevos métodos de aprendizaje, o simplemente mejorar sus habilidades blandas jugando con amigos.
 
Enrique García Cortés, 
técnico de la Dirección de Accesibilidad Universal e Innovación de Fundación ONCE
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar