La guerra nos discapacita a todos

Foto en la que se ve a una cooperante llevando una caja de farmacia, acompañada de un hombre

comunicacion

02 Diciembre, 2022

Internacional

0 comentarios

543 visualizaciones

Mi nombre es Paulo Oliveira y soy director de Remar S.O.S., protocolo que opera en emergencias de todo tipo.

Hoy os voy a hablar de Ucrania, país que lleva ya nueve meses sufriendo los ataques rusos, país que está siendo discapacitado por la guerra.

Al mismo tiempo, gracias a los diferentes colaboradores (uno de ellos Fundación ONCE) desde el comienzo de la guerra hasta el día de hoy hemos podido brindar en nuestras carpas 2.500 comidas calientes diarias y 1.000 paquetes semanales a familias de desplazados en Chernivisti, además de la atención a niños, mujeres y personas vulnerables. También repartimos diariamente ropa en nuestra tienda solidaria. En Mostyska proporcionamos tres comidas diarias y un refugio seguro a 50 personas. Una carpa que sirve de ‘heating center’ y comedor para 500 comidas calientes diarias y 400 bolsas semanales de ayuda básicas en Lviv, y una clínica móvil que recorre toda la región.

Además de esto, contaremos con un nuevo punto que está por abrirse en Rivno, al norte de Ucrania, frontera con Bielorrusia. Una carpa de 700 metros completamente aislada con calefacción que servirá para dar acogida diaria por 12 horas debido a los apagones y el frío a más de mil personas al día, donde podrán ser atendidas sanitariamente, y podrán comer y descansar.

No nos olvidamos de los niños, que tendrán su zona. Y sobretodo quiero que sepáis que el 7% de la población ucraniana tiene discapacidad, una cifra que cada día aumenta, porque la guerra discapacita a todos, pero entre todos podemos hacer que las cosas les sean más fáciles.

Paulo Oliveira, 

director de Remar S.O.S

 

 

 

Compartir