Muchos pocos

Imagen en la que se ve una torre formada por manos puestas unas encima de otras

comunicacion

22 Febrero, 2024

Voluntariado

0 comentarios

1.560 visualizaciones

Inmersos como estamos en un mundo en el que lo ostentoso, lo exagerado, lo superlativo, marca en muchas ocasiones el valor que le damos a las cosas, lo pequeño, precisamente por carecer de brillo, a veces puede parecer insignificante.  Tendemos a dar más importancia a las grandes proezas, a los logros espectaculares y a las acciones que llaman la atención de todos y se nos olvida que son las cosas pequeñas las que realmente marcan la diferencia.

A poco que escarbemos, es fácil darse cuenta de que en la base de grandes cosas siempre encontramos la fuerza y la constancia de lo pequeño. Una gota de pintura puede llegar a ser cuadro, una semilla transformarse en un árbol frondoso, un área de arena ser desierto, una sonrisa puede alegrarle a alguien el día…  El programa Gracias a ti de Fundación ONCE es un ejemplo de que gestos pequeños pueden generar torrentes, en este caso de solidaridad, empatía y generosidad.

Lo que nació hace siete años (¡caray, felicidades!) como un proyecto modesto, con el devenir del tiempo ha conseguido movilizar ya a más de 1.200 personas del Grupo Social ONCE que, a través de un algo tan sencillo como el redondeo de su nómina, impulsan iniciativas solidarias que tienen el poderoso potencial de mejorar la vida de mucha gente.

Cuando se trata de solidaridad, de construir un mundo más justo, inclusivo y equitativo, nunca deberíamos subestimar el valor de nuestras pequeñas acciones individuales, que, por sencillas e invisibles que sean, tienen la capacidad de generar un efecto acumulativo que permite alcanzar metas que por nosotros mismos sería difícil conseguir y demostrar, como señala el refrán, que “muchos pocos hacen un mucho”.

Decía el periodista y escritor Eduardo Galeano que “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. Sinceramente, no se me ocurre mejor manera para definir la esencia del programa Gracias a ti que esa.

 

Beatriz Rabadán López

técnico senior Dirección de Alianzas y Relaciones Internacionales

Fundación ONCE

 

Compartir