'Puedo aprender. Puedo trabajar'

Cartel de la campaña con la leyenda 'Puedo aprender. Puedo trabajar'

02.Abril.2020

Movimiento asociativo

Hoy, 2 de abril, es el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo y este año lo vamos a celebrar de una manera diferente. Las actuales circunstancias nos obligan a permanecer en casa y a suspender todos los actos públicos, institucionales y ciudadanos, que habíamos programado a nivel nacional, autonómico y local para concienciar de la necesidad que tienen las personas con trastorno del espectro del autismo (TEA) de participar activamente en la sociedad como miembros de pleno derecho. 
 
Dos de los ámbitos en los que es más necesario incidir para conseguir esa participación efectiva y mejorar su calidad de vida son la educación y el empleo y, precisamente, en ellos se centra la campaña de este año, que lleva por lema 'Puedo aprender. Puedo trabajar'. Pero, como decía, este año, la crisis sanitaria del COVID-19 ha puesto de manifiesto otras demandas prioritarias para las personas con TEA y sus familias que es preciso visibilizar. 
 
Una de ellas es la necesidad que tienen algunas personas de salir a la calle para no agravar el impacto que supone la situación de confinamiento. Aunque está aprobada la Instrucción que lo permite, muchas están siendo objeto de increpaciones e insultos. Por ello, reclamamos la comprensión y concienciación del conjunto de la sociedad sobre este derecho que asiste al colectivo, así como ejercerlo sin necesidad de recurrir a ningún elemento identificativo como chalecos reflectantes, pañuelos azules, etc. 
 
Por lo que respecta a la atención sanitaria, es preciso que las personas con TEA sean consideradas como población de alto riesgo y prioritaria para que no queden fuera de los protocolos clínicos de atención, ni en la detección ni en la hospitalización. En esta última, además, pueden ser necesarios una serie de ajustes razonables para minimizar efectos sobre su bienestar emocional e integridad. 
 
Por último, la falta de recursos económicos está poniendo en riesgo la sostenibilidad de los servicios que prestan las entidades, a lo que se suma una carencia absoluta de equipos de protección, limpieza y desinfección, así como de material sanitario. Todo ello aumenta el riesgo de contagios (de las personas con TEA y de los profesionales que los atienden), las bajas de profesionales y, en última instancia, el colapso de los servicios.
 
Por todo ello, este 2 de abril, a las 21 h, con motivo de la celebración del Día Mundial de Concienciación del Autismo, queremos rendirles un homenaje a todos ellos y que sientan el apoyo y la comprensión ciudadana. Queremos que la iniciativa LIUB (Light It Up Blue, ilumínalo de azul), por la cual edificios y monumentos de todo el mundo se iluminan de azul como gesto de solidaridad con el colectivo, se traslade a los balcones y ventanas, y estos se inunden de luces de móviles y linternas como gesto de respeto y solidaridad hacia ellos.
 
Miguel Ángel de Casas, 
presidente de la Confederación Autismo España
 
Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar