¿Entonces quién?

Imagen en la que se ve varias siluetas de mujeres entre las que aparece una con muletas, otras en sillas de ruedas y una con andador

comunicacion

25 Noviembre, 2022

Empleo

0 comentarios

671 visualizaciones

Ser mujer lleva implícito la carga y el porteo de una mochila que se impone desde antes de nuestro nacimiento. Según crecemos la mochila se va cargando de estereotipos, miedos, violencias y multidiscriminaciones. Esta situación se agrava cuando la mujer, además de tener discapacidad, tiene que afrontar otras situaciones discriminatorias por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, como su origen de nacimiento, étnico o social, patrimonio, edad o cualquier otra condición. Y, además, si nos encontramos en una situación de desempleo, esa mochila tiene un sobrepeso que en muchas ocasiones se nos hace imposible portear.

Todas estas realidades y muchas otras, más complejas que son silenciadas, son los escenarios con los que trabajamos en el día a día como profesionales Compass de Inserta Empleo en el Proyecto Mujeres en Modo ON-VG  (https://www.portalento.es/Candidatos/Servicios/MujerONVG.aspx).

Cuando acompañamos a una mujer en su proceso vital, personal, social y laboral, somos una herramienta para que ella por sí misma mejore en los ámbitos de desarrollo personal y profesional hasta alcanzar y mantener un empleo. Siendo conscientes de que cuando como mujeres alcanzamos una oportunidad laboral, nos encontramos un paso más cerca de nuestra emancipación como personas, siendo generadoras de nuestra propia autonomía, mejorando nuestros niveles de autoestima, confianza y siendo portadoras de un valor a las empresas o entornos laborales donde participamos.

Como dice el lema de este 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, ‘¿Entonces Quién?’. Es una pregunta que busca dar respuesta y visibilidad a una realidad que vivimos muchas mujeres con y sin discapacidad (una de cada dos hemos sufrido en algún momento de nuestras vidas algún tipo de violencia). ¿Entonces quien o quienes debemos actuar?, pues como sociedad, profesionales y agentes socializadores debemos pasar del NO al ON, pasando de ser agentes con actitudes pasivas a ser parte activa ante las situaciones que vemos o presenciemos en nuestros entornos educativos, laborales, familiares, de ocio, asociativos, o ante una situación de ‘micromachismos’ o violencias directas o indirectas contra las niñas, jóvenes y mujeres.

¿Cómo ser interruptores de cambio? El interruptor que encienda la luz, a los procesos de empoderamiento, de autonomía, capacitación, integración, emprendimiento y de oportunidades a estas jóvenes y mujeres. Siendo también el interruptor que apague los ‘micromachismos’ físicos, verbales o/y físicos con los que convivimos en nuestro día, silenciando, paralizando, frenando aquellas actitudes y comportamientos violentos, dejando de ser cómplices de las conductas violentas que nos perjudican.

 

Leyre Valdés Martínez

 Técnica Compass de Inserta Empleo de Fundación ONCE

Delegación del Principado de Asturias

 

Compartir

Entradas relacionadas