Soy otra mujer

Foto de una mujer con las manos delante de la cara en señal de defensa ante una agresión

comunicacion

24 Noviembre, 2023

Empleo

0 comentarios

889 visualizaciones

Soy Esther González, tengo discapacidad y he vivido situaciones extremas de violencia de género desde los 14 años. Hace poco me llamó por teléfono Esther Peñas y me propuso participar en este blog, con motivo del 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. En ese momento me sentí importante, como no me había sentido nunca. Esto suponía para mí poder ayudar a otras mujeres que han pasado por lo que yo he vivido.

Llegué a Inserta Empleo -Fundación ONCE- a finales de 2020, a mis 60 años, buscando ayuda para el empleo. En ese momento, lo que me encontré fue a una amiga, Paqui Cortés (técnica Compass del Proyecto Mujeres en Modo ON-VG), que me ayudó a soltarme y a hablar de mis temas por primera vez. Poco a poco, me fui abriendo a ella y un buen día le conté lo que me había pasado durante mi vida.

Yo tenía la idea fija de suicidarme, porque entendía que no podía seguir viviendo, y era la segunda vez que lo intentaba. Con la ayuda de ella y su atención, se me fue quitando esa obsesión y fui empezando a aprender a vivir y a tener ilusión por otras cosas; y entonces, llegó el empleo.

Para mí ese trabajo supuso un soplo de aire fresco en mi vida, y ella siguió acompañándome todo el tiempo. Siempre que lo necesitaba, sólo me hacía falta levantar el teléfono.

Cuando se empezó a hablar de hacer un libro de testimonios, me lo propuso y acepté sin dudarlo, a sabiendas de que tenía que rememorarlo todo otra vez, de que tenía que dar mi nombre y apellidos, que uno de mis maltratadores sigue vivo y de las implicaciones que podría tener, ya que iba a desvelar ante gente de mi vida cosas que no conocía… a pesar de todo, decidí participar, siempre con la ayuda y de la mano de Paqui Cortés.

Para mí, participar en ‘La Voz del Coraje’ suponía y supone un orgullo, a pesar de lo que la gente piense. Y mi objetivo era que más mujeres no pasen lo que he pasado. Si vale para salvar a una, es suficiente.

Para mí participar en el libro ha sido importante, porque he podido sacar de dentro de mí lo que llevaba escondiendo toda mi vida y porque por primera vez alguien me ha escuchado.

Desde mi participación en el Proyecto Mujeres en Modo ON-VG soy otra mujer. Aprendí a quererme y a cosas que parecen básicas pero que para mí eran un mundo: levantarme por las mañanas, ducharme, arreglarme el pelo, pintarme los labios, salir a la calle… antes no podía.

Gracias al proyecto, hoy en día tengo una vida; si no me habría ido; lo pensé en muchas ocasiones. Eso es lo que me enseñaron, a seguir adelante. En Inserta, aparte de una profesional, encontré a una amiga.

 

Esther González, participante

en ‘La voz del coraje

 

Compartir