“Unidiversidad” en la Universidad de Cantabria, fortaleciendo alianzas

Foto de alumnos UniDiversidad durante el taller con la artista Angelica Dass, llevado a cabo con motivo de la celebración de los Derechos Humanos en la Universidad de Cantabria

comunicacion

04 Junio, 2024

Formación

0 comentarios

538 visualizaciones

Hoy, después de cinco ediciones del Programa UniDiversidad en la Universidad de Cantabria, podemos afirmar que su puesta en marcha nos devuelve innumerables oportunidades a nosotros, como directores; a la Facultad de Educación, como centro en el que se desarrolla la propuesta, y a la Universidad de Cantabria, como institución que reconoce, entre su oferta formativa de títulos propios, un proyecto de estas características. 

Asimismo, podemos afirmar que ha mejorado la experiencia formativa de los 68 estudiantes que han transitado por él y las oportunidades de hacer frente al reto de acceder a un empleo. De hecho, nos consta que 14 estudiantes han accedido al mundo laboral en entornos ordinarios de empleo después de su paso por el programa.

Sin embargo, y sin ánimo de restar valor a las cifras que refuerzan el argumentario a favor del valor de la iniciativa, el éxito del programa Unidiversidad reside, para nosotros, en las alianzas y redes de colaboración, formales e informales, que se tejen entre los diferentes agentes implicados, fuera y dentro del contexto universitario.

Cada una de las asignaturas y la diversidad de perfiles docentes que las imparten ponen en relación diferentes ámbitos de conocimiento (Derecho y Relaciones Laborales, Filología, Matemáticas, Artes Plásticas y Visuales, Ciencias de la Educación o Didáctica de la Expresión Musical, entre otros).

El proyecto de Capacitación para la incorporación al mundo laboral es compartido y reconocido por el profesorado que participa en él y que a lo largo del mismo ha venido desarrollando iniciativas para mejorarlo.

Algunas de las propuestas generan espacios de encuentro entre los jóvenes que forman parte del programa y otros que cursan titulaciones de grado y máster en nuestra facultad. Las situaciones de aprendizaje compartidas son oportunidades valiosas para todos, sin excepciones.

Todo ello, sin olvidar el papel tan relevante que las prácticas laborales en pequeñas y medianas empresas de nuestra región juegan en la creación y mantenimiento de espacios formativos plurales, parecidos a lo que podríamos reconocer como reflejo de una sociedad más justa e inclusiva.

Nacho Haya y Susana Rojas

 

 

Compartir

Entradas relacionadas